Vivir en el Centro Histórico de Palma

6 de abril de 2022

Vivir en el Centro Histórico de Palma es todo un privilegio. Situada junto al mar, con Innumerables edificios históricos, casas centenarias y magníficos jardines nos enamoran ya a primera vista.

Palma tiene 5 distritos: Centre, Ponent, Nord, Llevant y Platja de Palma – Pla de Sant Jordi. Cada Distrito agrupa una serie de zonas demográficas o barrios con diversa extensión, características y densidad demográfica.

Las trece zonas o barriadas que componen el distrito Centre forman en su conjunto el Centro Histórico de Palma: Puig de Sant Pere, Jaume III, La Llotja – Born, Sant Jaume, Sant Nicolau, Cort, La seu, Monti-sión, La Calatrava, Sindicat, Mercat, La Missió i Plaça dels Patins.

Puig de Sant Pere

Situado al oeste del Centro Histórico, linda con Jaume III, Sa Llotja – Born y queda limitado por Sa Riera y las antiguas murallas.

El trazado de sus calles confirma sus orígenes en la época musulmana. En él se encuentra Es Baluard, Museo de Arte Contemporáneo de Palma, que combina exposiciones temporales con una colección permanente que incluye obras de Pablo Picasso, Antoni Tàpies y Miquel Barceló.

Antiguamente, el Puig de Sant Pere estaba habitado en su mayoría por pescadores y marineros. Parece que existía cierta rivalidad con sus vecinos catalineros.

Jaume III

Debe su nombre a la Avenida Jaume III, vía ancha y porticada, de trazado rectilíneo, con exclusivos comercios. La Avenida Jaume III conecta el Centro Histórico con Santa Catalina (Distrito Ponent). Es una zona muy apreciada tanto para vivir, como desde el punto de vista comercial, sobre todo Avenida Jaume III y Passeig Mallorca.

La Llotja – Born

El maravilloso edificio de La Llotja, de estilo gótico, da nombre a este conocido barrio de Palma. Su emplazamiento junto al mar le confiere al barrio un encanto especial. En él se mezclan casas sencillas con otras de gran nobleza arquitectónica.

Conocido por su variada oferta gastronómica y el placer de pasear por sus calles entorno al majestuoso edificio de La Llotja. El passeig des Born, elegante vía comercial donde primerísimas marcas se dan cita, completa el nombre de este histórico y emblemático barrio.

Sant Jaume

Homónimo de la iglesia de Sant Jaume, situada en la calle del mismo nombre. Sant Jaume es una de las calles más antiguas de Palma, que también debe su nombre a la iglesia de Sant Jaume. Calle peatonal, empedrada, con exclusivos hoteles y conocidos restaurantes, que desemboca en la Avenida Jaume III.

Sant Nicolau

En pleno centro histórico y comercial, en el barrio de Sant Nicolau podemos encontrar algunos de los comercios más antiguos de la ciudad. Edificios históricos como la iglesia de Sant Nicolau o el Palau Verí y numerosas galerías de arte, nos invitan a pasear por sus calles disfrutando de una interesante combinación de historia y modernidad.

Cort

Formado por un entramado de callejuelas estrechas y antiguo barrio musulmán. Testigo del ir y venir constante de visitantes locales y extranjeros, atraídos por su innegable encanto.

La Plaza de Cort, que da nombre al barrio, está presidida por el Ayuntamiento de Palma. Aquí está el kilómetro cero, punto de partida de todos los marcadores kilométricos. Su olivo centenario (se dice que tiene más de seiscientos años), una auténtica obra de arte esculpida por la naturaleza y habitual punto de encuentro.

La Seu

Recibe su nombre de La Seu, catedral de Palma, que junto con el Palau de L’Almudaina ofrecen una vista espectacular de la ciudad. El barrio de La Seu linda con los barrios de Monti-sion, Cort, Sant Nicolau, La Llotja-Born y con El Parc de la Mar. Según Bartolomé Bestard Cladera, en su Crónica sobre la Historia de la Ciudad, aquí se sitúa el nacimiento de la ciudad en 123 aC. a manos del general romano Quinto Cecilio Metelo. Las calles Sant Roc y Estudi General fueron los ejes a partir de los cuales nació la ciudad antigua.

Su emplazamiento en lo alto de la muralla nos permite disfrutar de una hermosa panorámica marítima, mientras recorremos Dalt Murada.

Monti-sión

Junto con La Calatrava, antiguo barrio judío de Palma, donde todavía podemos ver su legado entre calles estrechas y restos de sinagogas, bajo iglesias católicas como la iglesia de Monti-sión.

La Calatrava

Situado en el extremo sureste del Centro Histórico, linda con el barrio de La Seu, Sindicat y con el Parc de la Mar. Comparte orígenes con el barrio de Monti-sión.

Cuando después de pasear por sus callejuelas, llegamos a Dalt Murada (la parte alta de la muralla), sorprende el cambio radical de paisaje y nos encontramos una hermosa vista del Parc de la Mar y de la Bahía de Palma.

Sindicat

Homónimo de la calle Sindicat, uno de los ejes comerciales más antiguos de la ciudad. En el extremo este del Centro Histórico, destaca sobre todo por su agitada vida comercial, repleto de tiendas, bares y restaurantes. En él encontramos la Plaza Mayor, donde además de celebrarse las festividades más importantes de la ciudad, podemos ir de compras y curiosear en su mercadillo artesanal.

Mercat

Se desarrolla en torno al tradicional Mercad de l’Olivar, de arquitectura mediterránea, construido en 1951. El Mercad de l’Olivar es el más grande de Palma y todo un referente como mercado, que imprime intensidad a la vida comercial y social de la zona.

La Missió

Se extiende alrededor de la calle Missió, que recorre el barrio de Norte a Sur. Acotan la zona, la calle Sant Miquel, calle Oms, La Rambla, El Teatro Principal y la Plaza Mayor.

Un entorno tranquilo para vivir, salpicado de hoteles con encanto. Al adentrarse en sus callejuelas, sorprende el cambio de ritmo: de la agitada vida comercial de las calles colindantes, a la paz y tranquilidad de sus acogedoras calles.

Plaça dels Patins

El barrio discurre alrededor de la Plaza Bisbe Berenguer de Palou, que aloja la pista de patinaje que dio nombre a la zona, inaugurada en 1954. Coloquialmente, los mallorquines llamamos a esta plaza Plaça dels Patins.

Una curiosidad de la Plaça dels Patins, es que en su lado Sur albergaba la antigua plaza de toros de Palma, desde 1865 hasta 1931. Todavía podemos ver algún resto arqueológico que nos la recuerda.

En la misma plaza, martes y sábados tenemos el Marcado Ecológico, donde encontramos productos locales y elaboraciones típicas mallorquinas. Y alrededor, animados bares con sus terrazas nos invitan a disfrutar del ambiente.

El barrio limita con calle Sant Miquel, Oms, las Avenidas (Portugal, Alemanya y Comte de Sallent) y Passeig Mallorca. Plaça dels Patins es una zona cada vez más apreciada para vivir. Su situación en pleno centro nos permite ir de compras, salir a tomar algo, o simplemente a dar un paseo sin necesidad de coger el coche.

Pero si lo que quieres es recorrer en coche esta maravillosa isla, perfecto, porque tiene una comunicación inmejorable para llegar a cualquier punto de la isla.

¿Te gustaría vivir en el centro de Palma?

Cierto que en líneas generales, en el momento que entramos en el centro histórico de la ciudad, el precio medio de la vivienda sube. Sin embargo, también en el centro podemos encontrar opciones relativamente asequibles. Existe una gran diversidad de precios según la ubicación, el edificio concreto en el que esté el inmueble, el equipamiento, el estado de conservación, la orientación, si tiene terraza o no, si tiene ascensor o no, según las vistas, etc. Como ves son múltiples los factores que determinan el precio de un inmueble, no sólo la zona. Hay circunstancias o factores que pueden abaratar el precio en un momento dado y permitirte la posibilidad de vivir en el centro sin grandes inversiones.