¿Cocina abierta o cerrada?

11 de noviembre de 2021

Puesto que la diferencia no es puramente estética, sino que influye en nuestro día a día, vamos a considerar cómo afecta en nuestra vida cotidiana tener la cocina abierta o cerrada, para que puedas sacar tus propias conclusiones.

Hasta hace poco, la mayoría de viviendas en España se proyectaban con la cocina cerrada o independiente. La cocina abierta o americana sobre todo la veíamos en viviendas pequeñas.

La cocina independiente o cerrada sigue teniendo sus incondicionales, pero en las últimas décadas la tendencia es integrar cocina, sala de estar y comedor, con independencia del tamaño de la vivienda. Como resultado, espacios más amplios y luminosos.

¿Y qué pasa con los olores?

El tema de los olores es, sin duda, uno de los principales argumentos a favor de la cocina cerrada. Cierto que esto puede ser un problema, pero si pensamos en lo que hacemos en la práctica, no siempre cerramos la puerta de la cocina cuando cocinamos y aunque la cerremos, una buena parte de los aromas del cocinado se escapan.

Una campana extractora eficiente solucionará gran parte del problema

En realidad, una buena extracción es la clave. La eficiencia de la extracción depende de la potencia de la campana y también de una buena instalación de la salida de humos. Como en todo, lo mejor es dejarnos aconsejar por un profesional y tenerlo en cuenta a la hora de ubicar la zona de cocción.

Disfrutar al máximo el espacio y la luz natural

Parece ser que cada vez pasamos más tiempo en casa debido al auge del teletrabajo, que a futuro según dicen los expertos, irá en aumento.. En casa dormimos, cocinamos, quizá trabajamos, leemos, escuchamos música, invitamos a familiares y amigos…

Esto no es nada nuevo, pero desde que estuvimos confinados, muchos hemos revisado nuestro concepto de casa ideal y nuestro estilo de vida. No es lo mismo ir a casa para dormir y poco más, que pasar en ella la mayor parte de nuestro tiempo. Cobra importancia para nosotros el espacio y la luz natural, que ahora valoramos más.

Los espacios amplios producen sensación de libertad y reducen la sensación de estar encerrado

Al juntar varios espacios; cocina, sala de estar, comedor y tal vez el recibidor o el pasillo, según nos permita la distribución de nuestra casa, disfrutaremos todo el tiempo de todo el espacio a la vez, mientras realizamos distintas actividades.

La luz natural provoca bienestar y mejora nuestro estado de ánimo

Con frecuencia las viviendas que forman parte de un edificio plurifamiliar, al tener más condicionantes a la hora de proyectar, carecen de luz natural suficiente en alguna estancia de la vivienda. Quizá tengas el salón luminoso pero la cocina interior, o la cocina muy luminosa y el salón algo oscuro. Tirando tabiques dejamos correr la luz, iluminando partes que antes teníamos oscuras. Incluso en el caso de tener buena iluminación en todas las estancias, lo más probable es que las ventanas tengan diferente orientación. Juntando espacios dejamos que la luz entre desde distintas orientaciones aportando más horas de sol a nuestro hogar.

La cocina abierta fomenta la participación, el compartir y la compañía

Tener en un mismo espacio la posibilidad de realizar distintas actividades, fomenta el estar juntos y también el compartir. Quizá nos puede venir bien, en un momento en que todos estamos muy conectados con el mundo, pero desconectamos fácilmente de nuestro entorno más cercano.

Para saber si las actividades que vamos a desarrollar en un espacio compartido son compatibles, hay que tener en cuenta el tipo de actividad y las personas con las que vamos a compartir el espacio. En cualquier caso, para decidir si quieres vivir en una casa con cocina integrada o abierta, o por el contrario prefieres una cocina independiente o cerrada, no conviene dejarse llevar por ideas preconcebidas.

Resulta útil pensar en cómo es nuestro día a día en la práctica y cómo nos sentiríamos mejor, en una cocina abierta o en una cocina cerrada.

A día de hoy ya nadie pone en duda que cualquier cambio en nuestra casa y en nuestro entorno más inmediato, influye y mucho en nuestro estado de ánimo.

La distribución del inmueble nos condiciona

Si te planteas comprar una casa, necesitas tener claras tus preferencias según tu estilo de vida, para tomar la decisión acertada. Ten en cuenta que en algunas ocasiones, juntar la cocina con el salón comedor puede ser costoso. Puede que estén en ambos extremos de la vivienda, o que ambas estancias estén separadas por un patio de luces, por ejemplo. Si estás viendo pisos o casas para comprar, es importante que tengas en cuenta no sólo su estado y distribución actual, sino las posibilidades de adaptarse a tus preferencias y estilo de vida.

Una reflexión rentable desde el punto de vista económico y emocional

Si estás pensando en comprar casa o reformar la que tienes ahora, mi recomendación es que no te dejes llevar por ideas preconcebidas y profundices en ello para elegir la casa que te hará feliz.

Quizá estéticamente te guste la cocina abierta, pero no sea compatible con tu estilo de vida o tu personalidad. Puede que no te guste ver la cocina cuando no tuviste tiempo de recoger, o quizá te guste cocinar a solas, sin interrupciones. Quizá no te gusta cocinar, la cocina es algo muy secundario para ti y no te apetece verla a todas horas. En todo caso, conviene aclarar ideas antes de comprar.

En fin, lo que para unos es maravilloso, para otros no sirve. Lo importante es que sea lo mejor para ti.

Algunas ideas de cocina abierta

Abrir chat